Situada en la zona de Peñicas, se inicia en la Avda. Madrid-Coruña y finaliza en la calle Gúzman de Alfarache.

Doña Inés personaje religioso y bueno de la obra de teatro Don Juan Tenorio del poeta romántico José Zorrilla. Ella es la razón de la salvación de Don Juan.

Es una chica joven de diecisiete años, que al oír de boca de Brígida (trotaconventos que hace de alcahueta entre D. Juan y Dña. Inés) que el hombre que su padre acordó para ella, don Juan, moría por estar junto a ella y que la amaba como a nadie, se enamoró de él.

Inés estaba desde muy pequeña en el convento de Calatrava, por orden de su padre Gonzalo de Ulloa, y a consecuencia de esto, vivía una vida muy monótona y llena de soledad, no conocía prácticamente nada de la vida y tampoco había tenido infancia.

Era ingenua (se creyó que el convento ardía cuando don Juan la secuestró), bondadosa, cándida y muy buena. Era a la vez una mujer preciosa y muy bella, el sueño de cualquier hombre ya que era la virtud personificada.

Murió de pena cuando su prometido mató a su padre, esta muerte representa la entrega del alma de Inés a Dios para purificar la de don Juan. El fantasma de ella se aparece tres veces al Tenorio, para avisarle de que debe arrepentirse de la mala vida que ha llevado. En la última aparición le salva de las puertas del infierno y le da la oportunidad de morir junto a ella, de morir por amor.