Discurso de la Sra. Alcaldesa

En el Pleno de 11 de junio de 2011 fue elegida Alcaldesa de Astorga Dña. Victorina Alonso Fernández. En el mismo pronunció el siguiente discurso:

Buenas tardes.

Es para mí un honor y un reto aceptar ser la Alcaldesa de Astorga. Y también una gran responsabilidad. Responsabilidad, honor y reto que comparto con mis compañeros de candidatura, con Juan Simón, con Julio Ramos, con Avelino Arce, con Mercedes González, con Isabel de la Iglesia y con Cesar Núñez. Un grupo de concejales dispuestos a gobernar, bien preparados, en los que confío, a los que tengo en alta estima y con los que espero conseguir para nuestra ciudad progreso y calidad de vida.

No será fácil, es tiempo de crisis económica. Una situación que ha hecho tambalearse e incluso caer a muchos gobiernos, una coyuntura mundial que está repercutiendo también, de forma negativa, en algunas familias astorganas. Pero está empezando a resolverse. Todos los indicadores económicos, todas las noticias que llegan de Europa y de América, ponen de manifiesto que estamos en vías de recuperación, y eso nos da esperanza. Aunque las situaciones difíciles no nos asustan, los retos nos estimulan y nos crecemos con las dificultades.

Y a pesar de las dificultades y de la crisis, defenderemos nuestras ideas pues las tenemos claras: creemos que el factor corrector de las políticas económicas debe de ser el factor humano. Y creemos también, que la atención a los más necesitados, a las personas con discapacidad, es el mejor parámetro para medir la modernidad de una ciudad, de un país, y la decencia y dignidad de sus gobernantes.

Sabemos, también, que las dificultades se van a acrecentar por gobernar en minoría. Pero esperamos conseguir un gobierno estable, porque confiamos en que prevalezca, por encima de otras consideraciones e intereses, el bien de Astorga y de los astorganos y astorganas. Por eso hemos ofrecido públicamente y quiero reiterarlo hoy aquí, la posibilidad de alcanzar una estabilidad, con pactos que nos permitan sacar adelante todos los asuntos que precisa el gobierno de la ciudad. Porque desde la estabilidad, es más fácil el gobierno, y más eficaz, siempre mirando el bien de todos los ciudadanos de Astorga, a los que representamos. Han pasado los tiempos de las mayorías, es el momento de saber gobernar aunado voluntades, limando diferencias, consiguiendo acuerdos. Sin perder nunca el objetivo de que lo importante es Astorga.

Una ciudad que hace 2000 años recibió la visita de los romanos y los conquistó. Aquí se quedaron apreciando su riqueza. Hoy, esta urbe magnifica, espera, engalanada con sus mejores ropajes, la visita de peregrinos y turista y les ofrece una rica gastronomía, esplendidos monumentos, interesantes museos, rutas para disfrutar y conocer tanto su paisaje como su historia. También sus Comarcas: Maragatería, Cepeda, Cabrera, la Vega y Sequeda. Y en estos días además, envuelta en el delicioso aroma del chocolate.

Una ciudad que quien la conoce, la aprecia. Por su pasado y por el esplendido presente. Una urbe que ha sabido crecer armoniosa, incorporándose a la modernidad sin perder la identidad de sus barrios:

Rectivia: un barrio dinámico que ha crecido de forma importante en los últimos años. Donde se asienta el Polígono Industrial y el lugar en el que dentro de pocos meses vamos a contar con una importante infraestructura sanitaria: El Centro de Especialidades. Lo embellecen los parques del Aljibe y el de la Avenida de Ponferrada. Y cuenta también con una moderna zona deportiva. Es además el lugar por el que los peregrinos dejan nuestra ciudad buscando en el Camino la esperanza de llegar a Santiago. Y al hacerlo pasan por pedanías que forman parte de nuestro Ayuntamiento, Valdeviejas un pueblo limpio y ordenado, después Murias, hito gastronómico; muy cerca, la singularidad y belleza de Castrillos de los Polvazares, retiene al visitante para pasear por sus calles empedradas y degustar el plato tradicional por excelencia. Solo resta Santa Catalina que ya en lo alto, se crece mirando al Teleno, el monte honrado por los romanos que sigue protegiéndonos.

Pero es Puerta de Rey el primero que recibe a los caminantes, un barrio que mantiene su corazón hortelano y acogerá en breve uno de los mejores museos del chocolate de España. Un Museo nacido de la feliz idea de un astorgano que ya no está con nosotros: José Luis López, y al que nunca agradeceremos bastante su pasión de coleccionista de todo lo que tiene que ver con la fabricación de esa delicia a la que estos días dedicamos el segundo Salón Internacional.

El Barrio de San Andrés, con su magnífica Iglesia, construida a la par que el Palacio Episcopal de Gaudi y conocida como la segunda catedral de Astorga, y unas dotaciones deportivas que no han hecho sino crecer y mejorar. Santa Clara, remodelado y embellecido, cobija un convento secular.

El Centro de la ciudad, con ese Eje Monumental por el que podemos pasear y disfrutar de la convivencia y la amistad. Una zona que los visitantes, no dejan de admirar, y que alberga algunos edificios de gran valor arquitectónico como el Ayuntamiento, que ha sido y queremos que siga siendo, el lugar donde se atiendan y se solucionen los problemas de los ciudadanos. Con cercanía, con prontitud, con eficacia.

Decía antes que es un momento difícil el que nos está tocado vivir y que son escasos los recursos, muchas las necesidades y muy importantes los servicios que hay que atender. Hablamos por ejemplo, de los jardines, de la piscina municipal, de los museos, de la biblioteca, de la escuela de Música, de la Banda Municipal, del Conservatorio, de la Universidad de la Experiencia, un logro del que estoy especialmente orgullosa. Gran cantidad de servicios y pocos recursos, por eso debemos gobernar con austeridad y tratando de conseguir de todas la Administraciones las Provinciales, las Autonómicas y la Nacionales las ayudas necesarias para seguir dotando esta ciudad de todo aquello que precisa.

Gobernaremos con los ciudadanos y para ellos y también con las Instituciones con todas, porque todos somos necesarios y solo si vamos juntos, la Iglesia, con su rico patrimonio, las fuerzas de Orden público con su necesario concurso, y me gustaría hacer una mención especial de la Policía Local, la más próxima, la más cercana al ayuntamiento. Pero hay muchas más, la Cruz Roja, siempre dispuesta a colaborar, Caritas Diocesana, sosteniendo y ayudado tanto a los centros de Personas con discapacidad como a muchas familias que lo necesitan. La Cámara de Comercio, la Asociación de Empresarios y desde luego las múltiples y activas Asociaciones de nuestra ciudad. Asociaciones del ámbito cultural, deportivo, sanitario o social.

Porque si algo caracteriza nuestra ciudad, si por algo nos admiran, es por ese tejido asociativo que nutre Astorga de conciertos, presentaciones de libros ó conferencias. Un tejido que hace posible La Semana Santa, las fiestas de Astures y Romanos, el Festival de Cortos o la marcha ciclo –turista contra la droga.Todos somos precisos trabajadores y empresarios, sacerdotes y laicos, jóvenes y personas jubiladas Todos laborando por el bien de nuestra ciudad. Haciéndola progresar.

Porque esta ciudad no hay que olvidarlo hace gala de su cultura, tal vez sea por su periódico, ahora con el nombre de El Faro Astorgano, por la cantidad e escritores y poetas que han nacido y vivido en ella y también por ser cruce de caminos. Porque la vía de la Plata y el Camino de Santiago han traído desde tiempo inmemorial, otras culturas, costumbres diferentes, y eso siempre enriquece y permite indudablemente un gran avance

Termino ya pero no sin antes dedicarle todo mi afecto y consideración al anterior alcalde, a Juan José Alonso Perandones, que gobernó esta ciudad durante 22 años. Y la trasformó. Lo conseguido ha precisado de imaginación, un gran esfuerzo y muchas horas de trabajo. No ha sido un regalo. Y también de la ayuda de gran número de personas que han estado con él, no solo en el Ayuntamiento compartiendo responsabilidades, también de forma anónima desde todos los rincones de la ciudad, desde todos los estamentos. Un gran equipo liderado por una persona excepcional.

Hoy nos pasa el testigo, trataremos Juanjo, de hacerlo con tanta rectitud, tanta honradez y tanta sabiduría como tú lo has hecho. Mirando siempre y solo el bien de Astorga y de los astorganos. Sabemos que los problemas que nos aguardan son numerosos. No será fácil resolverlos, pero quiero dejar clara una cosa: los resolveremos, porque contamos con el apoyo de los ciudadanos, contamos con vosotros. Tenemos muchos retos. Y debemos afrontarlos con las últimas tecnologías. Pero también queremos hacerlo con viejos valores -el esfuerzo, la honradez, la tolerancia y la lealtad.

Gracias a todos los que hoy habéis querido acompañarnos, pues con vuestra presencia, con vuestro calor, nos sentimos reconfortados y estimulados en este honor y en este reto de gobernar Astorga. Mi gratitud anticipada a los compañeros de Corporación a los del P. Socialista, a los del P. Popular y a los del Partido Autonomista Leonés, porque solo trabajando juntos lograremos un futuro mejor para la ciudad de Astorga.

Por mi parte, trataré de ser la Alcaldesa de todos los astorganos, porque todos somos Astorga.