| REPORTAJE | HERMANAMIENTO ENTRE DOS CIUDADES |

El húsar que no acepta la derrota

Los ayuntamientos de Villafrades de Campos y Astorga homenajearon ayer a Tiburcio Alvarez, cabo del cuerpo de húsares de León, que murió en la defensa de Astorga en 1810


SILVIA MERINO - ASTORGA 15/08/2005

Los Ayuntamientos de Astorga y de Villafrades de Campos celebraron ayer varios actos de homenaje a Tiburcio Álvarez, cabo del cuerpo de húsares a caballo de León, natural de Villafrades y que murió en la ciudad durante la entrada de los franceses después de la capitulación de Astorga, en el sitio de 1810. A las 12.00 horas tuvo lugar una recepción al alcalde, Alfonso Gondaliza, en el ayuntamiento de Astorga, por parte de Juan José Alonso Perandones, regidor de la ciudad, así como de autoridades del PP y concejales del consistorio. En el acto, al que acudieron varios vecinos de Villafrades, tuvo lugar la entrega de obsequios entre ambos municipios. Por su parte Perandones, tras agradecer la visita, habló de la historia de Astorga y del húsar Tiburcio, mientras que Gondaliza manifestó que «espero que esta visita sea objeto para una relación fructífera con Astorga».

Ofrenda floral y pasacalles. Los danzantes de Villafrades, vestidos con su traje tradicional y al ritmo del tambor y la flauta, realizaron un pasacalles hasta la catedral. Después, tuvo lugar una ofrenda floral ante la tumba de Tiburcio Álvarez, que se encuentra ubicada en el edificio antes citado, y una visita sobre las 13.30 horas, al lugar de su fusilamiento, en la calle que lleva su nombre. Tiburcio Álvarez, héroe de la Guerra de la Independencia, es un personaje cuyo recuerdo se ha conservado más vivo en la memoria del pueblo. El húsar, tras la capitulación de Astorga ante las fuerzas del general Junot, cargó sable en mano contra un grupo de soldados franceses que pasaban ante él. Tiburcio no admitió la rendición de la ciudad a las tropas napoleónicas durante la guerra de la independencia, decisión que le costó la vida.